El puente San Juan es vital para el desarrollo de las provincias de Acomayo y Chumbivilcas porque permitirá integrar a decenas de poblados que se ubican en los distritos de Pomacanchi y Livitaca, así como beneficiará a más de 5000 familias impulsando el desarrollo económico, educativo, cultural y turístico de la región.

Una de las más importantes obras ejecutada después de más de 40 años de espera por el Gobierno Regional del Cusco mediante la estrategia inclusiva Tinkuy Multianual ya se encuentra culminada y lista para su inauguración.

El último fin de semana, la Gerencia Regional de Transportes y Comunicaciones concluyó el asfaltado de la plataforma principal y su pintado general.

Tiene una longitud de 70 metros de largo y un ancho de 9.90 metros, consta de dos carriles con un ancho de 7 metros y veredas para los peatones. Es un puente tipo arco parabólico con tablero superior de concreto armado que se ejecutó con una inversión superior a los 7 millones de soles.

Elvin Augusto Correa Vizcarra, gerente regional de Transportes y Comunicaciones, destacó el esfuerzo y compromiso del actual gobernador regional Jean Paul Benavente para garantizar el presupuesto en el fin de hacer realidad esta obra a través de la estrategia Tinkuy Multianual.

“Estamos contentos por culminar la construcción del puente. Agradecemos a las autoridades de ambos distritos y a nuestros consejeros que siempre estuvieron presentes para monitorear su avance porque ahora ya podrán transitar con tranquilidad a fin de realizar el comercio de intercambio de productos de ambas provincias”, indicó el funcionario.

Por su parte, el residente de obra, Juan Galicia, indicó que se realizaron trabajos a doble turno para cumplir con la conclusión de la infraestructura en las fechas programadas para tranquilidad de los beneficiarios.

Scroll to Top