El asfaltado de la carretera Ocongate-Carhuayo en la provincia de Quispicanchi después de 40 años de espera, es prioridad inmediata del Gobierno Regional del Cusco para potenciar el desarrollo de la provincia de Quispicanchi. El importante proyecto vial ejecutado por la Gerencia Regional de Transportes y Comunicaciones (GRTC) mediante la estrategia Tinkuy registra un avance del 70%.
De esta manera, los pobladores de los centros poblados situados en el distrito de Carhuayo tienen motivos suficientes para mostrar su agradecimiento porque tendrán una moderna carretera a finde del presente año.
El gerente regional de transportes y comunicaciones, Juvenal Chalco, luego de verificar los trabajos, planteó cronogramas de trabajo a todo el equipo técnico de la obra con la finalidad de acelerar su ejecución para que sea entregada a la población beneficiaria.
El asfaltado del proyecto vial de más de 4 kilómetros de longitud tiene una inversión de 14 millones 837 mil 534 soles. Actualmente se realizan trabajos de imprimado de base, construcción del drenaje como cunetas triangulares, construcción de obras de arte, estabilización de taludes con gaviones. Asimismo, en los siguientes días se realizará la colocación de la bicapa en toda la extensión de la superficie, instalación de señales verticales, así como horizontales en toda la obra.
“El compromiso del gobernador Jean Paul Benavente es culminar esta obra el presente año y, para ello, hoy estamos comprometiendo a todo el equipo técnico para sumar esfuerzos a fin de cumplir con los cronogramas establecidos”, indicó el funcionario.
Destacó la implementación de la estrategia Tinkuy que permitió garantizar el presupuesto para al proyecto que permitirá dinamizar la economía del distrito y unirá a los centros poblados de Quispicanchi.
Pobladores de la zona agradecieron al gobernador Benavente García y al gerente regional de la GRTC, por la predisposición y el compromiso de culminar esta importante obra.

Scroll to Top